Palacio de la Granja de San Ildefonso

 

http://www.rtve.es/alacarta/videos/los-conciertos-de-la-2/conciertos-2-desde-jardines-granja-san-ildefonso/602827/

Fachada_principal_palacio_jardines_fuente_Amphitrite.jpg

El Real Sitio de la Granja de San Ildefonso resulta una parada obligatoria en el itinerario de cualquier buen viajero que así se precie. Tuve yo la oportunidad de visitar este paraje guadarrameño cercano a Segovia cuando era una niña. Recuerdo un día familiar, soleado, la impronta  del estilo versallesco y la majestuosidad de sus mitológicas fuentes y los amplios jardines escalonados. Del interior de palacio apenas tengo recuerdos ya que ese día probablemente estuviera cerrado al público aunque intuyo una decoración no exenta de suntuosidad y de barroca elegancia. Los cuartos de la crujía de levante que dan a los jardines  fueron decorados intencionadamente a deseo expreso de los monarcas, con espejos, cuya funcionalidad estaba dirigida a reflejar visualmente la vida palaciega en el exterior. La propia Reina Victoria Eugenia queda  fascinada por el regio paraje y escribe una carta a su amiga Alice :

Ahora estamos al fin solos (es una manera de hablar porque tampoco es del todo verdad) en un sitio precioso que se llama La Granja de San Ilde­fonso. Es un palacio mucho más alegre que el de Madrid, con unos jardi­nes maravillosos, con saltos de agua y fuentes preciosas. Este lugar sí que me recuerda mucho a nuestra querida Inglaterra.

Es conocida una frase atribuida al rey Felipe V refiriéndose, como con reproche, a las fuentes: «¡Tres millo­nes me cuestas y sólo tres minutos de placer me das!». El agua y su poética, materia sonora y placentera de la vida, se hace omnipresente en La Granja. Escritores ingleses que visitaban el palacio daban buena cuenta con sus versos a Inglaterra de este elemento cristalino y del efecto mágico que causaba en el espectador extranjero, abrumado por los dragones, por las figuras de Deidades, por caracolas y  caballos.

Me hubiera gustado tener un recuerdo más certero de mi presencia allí. Quién sabe si no he de volver algún afortunado día,  en que las fuentes funcionen a toda presión, para disfrutar de, al menos, tres minutos de placer  regio.
USUE MENDAZA
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s