Los buenos tratos

 

Me he hecho eco de este maravilloso documental.

http://www.rtve.es/alacarta/videos/documentos-tv/documentos-tv-machismo-no-se-ve/3191698/

7_buenos_tratos_20130529094410

Las dos palabras “malos tratos” se han interiorizado o  hecho partícipes del Lenguaje de forma tan penosamente insistente  que se han convertido en un asalto cotidiano;  cuando se habla justamente de lo contrario, de los “BUENOS TRATOS”, pareciera como si, apelando – de manera autoexculpatoria- a nuestro atávico subconsciente, este concepto bonhomme nos chirriara al oído, ya sea por el escaso empleo en nuestro Habla o porque, desde la Linguística misma, se rumie la idea que el uso corriente y la norma establecida formen de ipso facto el Lenguaje.

Sea como fuese, seamos congruentes con nuestros principios y valores. Si la capacidad de expresarnos mediante el Habla nos define como seres racionales, empecemos por racionalizar aquello que expresamos como tales. Empecemos por desterrar de nuestro vocabulario aquellas expresiones cuyo significado denostamos y rechazamos. Empecemos a familiarizarnos, hasta hacerlas nuestras, con las palabras que inician una dirección en el camino más correcto y más contrario ,  como “los buenos tratos”,  ” una mujer mecánica”, “un Secretario de Dirección” o “un amo de casa”. En esta adaptación de la persona a los nuevos e inusuales vocablos, además de situar la Lengua al servicio (como no podía ser de otra manera) de los hablantes, estamos asistiendo a la transposición de El Principio Universal de Igualdad entre Hombres y Mujeres desde la bien sonante aunque siempre teoría de la Carta Magna, hacia sucesivas puestas de largo en la vida civil, real y diaria de las personas;  estamos poniendo en juego la supervivencia de los valores más fundamentales; estamos en definitiva, poniendo en  cuestionamiento nuestra propia Sociedad actual con objeto de mejorarla.

Dicho ésto, ojalá se dejara de murmurar para siempre la triste frase  “es que le maltrata…” por la de “Le trata bien…como a una reina!!”. ¿Será obra de la casualidad el hecho de que esté aceptado, linguísticamente hablando, el vocablo “maltratar” y no exista por el contrario, verbo alguno para “tratar bien”? Me pregunto. Podría inventarse. ¿No creen? Sólo hace falta un poco de arrojo, mucho de oído y mucha, mucha costumbre.

USUE MENDAZA

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s