Existe

Existe siempre una agónica hora,
un quebranto en sempiternas sonrisas
que cambia el alter-ego de la dicha
y modifica pertinaces cosas.

Existe siempre una vez acidiosa
que muere en su pereza y adjetiva
lo grandilocuente de nihilista
y hace morir lo que en ella mora.

Existe un adiós  aterido,  de rota
armonía que desaprende el ahora
que se lleva, cuerda en el cuello, la vida
de nuestra ánfora,  la gran alquimia.

Existe en el empeño del egoísta
sálvese quien pueda una filosofía
que más que salvar el alma, nos ahoga
en el redil de una apagada antorcha.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s