Susan Sontag

Hará años escribí una interesante reseña en inglés sobre Susan Sontag para un Director de una revista científica de Rumanía con el propósito de publicarla y hace tiempo también que trato de buscar su borrador, infructuosamente, entre las múltiples carpetas de mis discos duros ya de por sí repletos. Me puse en contacto con el Director  con el fin, legítimo, de rescatar mi reseña, ya que al fin al cabo nació de mí, aunque no para mí ; el responsable de la Revista anda a caballo entre Mallorca y Rumanía y no tiene otra cosa mejor que hacer que acordarse de una. Me consuela, hasta cierto punto… la idea, siempre romántica, de que una escritora ya no es dueña de lo que escribe cuando toca al lector, pero soy tozuda y en esta inclinación, un poco malsana, hacia la tozuda arrogancia de tener las creaciones propias (que al final son como hijos propios) un poquito más cerca de mi corazón, me he propuesto desgranar su persona de nuevo, acometer una nueva indagación; eso sí, guardarla esta vez con sumo recelo a pesar del hecho de  haberme tenido  siempre como mujer de compartir.

Debería empezar como manda la tradición , por nombrar su fecha y lugar de nacimiento para luego proseguir con su infancia, sus títulos universitarios, su formación, sus influencias más directas, su activismo político,  sus premios y reconocimientos y su enfermedad -pero esta información está, por suerte, a la mano de todo aquel que quiera indagar, con más o menos demostrable interés, en los anaqueles de “nuestro” virtual espacio y tampoco soy, a Dios gracias, mujer de copia y pega-. Así que me temo que ésta no va a ser aquí mi perspectiva en cuanto al micro abordaje de esta persona, de esta intelectual, novelista y esteta, de tan grande talla, como para perdernos en informacion  fría y accesoria que aportaría poca relevancia a nuestra pertinaz y saludable curiosidad. De Susan Sontag  me interesan por una parte cuestiones como su manera de interpretar y concebir el arte -siempre desde la radicalidad que dan otros puntos de vista- el concepto de estética, su forma de pensar y de entender la cultura, la sensibilidad y el gusto. Por otra parte, su vertiente no tan conocida de docente, como también su faceta de Directora de películas y de obras teatrales, para terminar indagando lo más fielmente posible, si me dejan, no ya en el personaje intelectual más subversivo y lúcido, que también, sino en la persona, a ser posible, más íntima.

USUE MENDAZA

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s