Fernando Fernán Gómez

http://www.rtve.es/m/alacarta/videos/historia-de-nuestro-cine/historia-nuestro-cine-silla-fernando/4324178/?media=tve

fernan_gomez_fernando_web

Siempre me ha parecido una relevante delicia escuchar a quien tiene algo inequívocamente  interesante que decir acerca de su persona y poder aprender de ella. USUE MENDAZA

“Supongamos que se nos permite ser alguien: ¿desde dónde elegir quién? Porque las ideologías se declaran caducas, el suelo en que se apoyaban se hunden, ya no definen; las firmes creencias antiguas se convirtieron en un idioma vano; las religiones intentan adaptarse o son sustituidas por sectas e integrismos; los papeles tajantes que separaban al hombre y a la mujer andan confusos en lo personal, en lo social, en lo familiar y en lo sexual a veces; los oficios y los saberes que, desde el aprendizaje, tanto ayudaban a ser, se tambalean y caen: la tecnología los oxidó, los puso boca abajo, los avergüenza y los derriba…¿Desde dónde elegir, por tanto, el destino único, intransferible, nominativo, envuelto en el cual poder decir soy yo? 

Pero ¿Qué es ser persona? Todo el mundo sabe que se llamó así a la máscara que usaban los actores en el teatro y ampliaba su voz (personare). La máscara vestía y caracterizaba el personaje y el personaje vestía y caracterizaba al actor. Con frecuencia nos colocamos hoy una máscara social y políticamente correcta: nos la incrustamos en el rostro. ¿Llevar una máscara así será ser persona o será lo opuesto? Ya somos personajes, no personas, es decir, ya no somos nosotros. Por aspirar a un destino ante el público, perdimos el destino que era nuestro. Por ser alguien en el reparto, perdimos la posibilidad de ser nosotros. Y era justamente eso en lo que nuestra vida consistía. Para tal fin preciso nos la dieron.” De LA CASA SOSEGADA de ANTONIO GALA.

 

Me dio en vida muchos consejos:  que fuera siempre positiva, que sacara de los demás siempre lo mejor, que les mirara directamente a los ojos, que nadie es más que nadie, que no perdiera jamás la ilusión pasase lo que me pasase, pero de todos estos sabios consejos, había uno en especial que me recalcaba con frecuencia. Nunca pierdas tu personalidad. Me decía con cariño cuando nos quedábamos a sólas.  USUE MENDAZA

 


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s