Las hermanas Brönte

Escribe Deborah Lutz en su libro “El gabinete de las hermanas Brönte” un prefacio titulado “La vida privada de los objetos”. En él, la autora, asidua a importantes medios de comunicación como The New York Times, recalca con precisa documentación y elegancia, la idea, para nada tan anodina, de que a través de los objetos más cotidianos y prosaicos, es cómo nos llega, sin subterfugios, la verdadera  historia de las cosas.

Para lograr este efecto en los lectores, D.L. pone en valor nueve pertenencias que marcarían de manera especial a las tres hermanas: los libros, verdaderas tablas de salvación a una época de incomprensión hacia las mujeres intelectuales, el pelapatatas de la cocina donde escribían, el bastón para sus largas caminatas, las mascotas familiares, la pulsera de amatista hecha de pelo trenzado, las cartas fugitivas. los escritorios, los álbumes de recuerdos y las reliquias nómadas.

La escritora, conocedora de la importancia de todos estos “artefactos”, pertenecientes a una de las sagas familiares más relevantes de la literatura inglesa,  los maneja con  mano precisa y perfecta alquimia, consiguiendo, con un tino peculiar, que salten vivamente entre las páginas,  hasta interrogar a los lectores y exhortarlos a preguntarse  sobre los suyos propios. Yo ya hice, secretamente, una breve lista de los míos.

USUE MENDAZA

9788417151379

http://www.rtve.es/alacarta/audios/las-mananas-de-rne/mananas-rne-angeles-caso-descubri-tarde-hermanas-bronte-porque-pensaba-eran-cursis/3288158/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s